Martes, 03 Abril 2018

U.S.A. La Institución Teresiana en las marchas junto a la juventud

MIAMI, Florida. 
La juventud se lanzó a las calles el sábado 24 de marzo, en marchas multitudinarias en contra las armas, para pedir cambios y mayor protección en las escuelas. La Institución Teresiana se hizo presente en distintas ciudades.

“He venido para lograr reformas reales,” dijo Beth Alcázar, miembro IT en Chicago. Quiero apoyar a la juventud y a quienes respetan la vida como algo sagrado”, dijo. “Esta generación me contagia esperanza y si nosotros les hemos fallado ahora caminamos con ellos”.

A pesar del frío ella y otros miembros IT se unieron a la marcha porque “aquí se siente el calor y la pasión. Estamos con gente joven, padres, ancianos, personas de todos los colores y culturas”, explicó.

Patricia Stockton, miembro IT en Miami acudió al lugar del masacre del 14 de febrero y se unió al grupo ‘Rise up Florida’ que apoya cuestiones migratorias. Se unieron a la marcha organizada por los alumnos del colegio Marjory Stoneman Douglas y caminaron con gente de todas las edades, también niñas que mostraban orgullosas sus carteles: “Escuchen a los niños, decía uno. “Controlen las armas, Ahora” insistía otro. “Son las niñas de hoy, y las mujeres del mañana y esto me da esperanza”, comentó Stockton.

“Me ha conmovido ver a jóvenes de tantas procedencias, levantando su voz” compartió Aida Varela, una joven IT de Miami. “Me he alegrado al ver el poder y esperanza de jóvenes que quieren lograr cambios y cruzar barreras”.

Antonia Ruibérriz, miembro IT en Fort. Lauderdale elogió “la sabiduría y la fortaleza de estos jóvenes”. Y sobre todo le impactó ver por la televisión a la nieta del fallecido Martin Luther King Jr. con su pancarta y diciendo con palabras de su abuelo “I have a dream—tengo un sueño: ¡Basta ya!”. A Ruibérriz le hizo pensar en Poveda y su mensaje a los jóvenes: “vosotros podéis cambiar el mundo”.

La Marcha por Nuestras Vidas (MarchForOurLives), tuvo lugar no sólo en Washington, Chicago y La Florida. Se organizaron 800 marchas más en Estados Unidos y en otros países, desde Sidney, a Edinburgo, en Ginebra, Roma y Londres.

“En el Congo está pasando lo mismo y el presidente manda matar a quienes protestan”, comentó Leocadie Lushombo, congoleña IT que estudia en Boston. Ella también salió a la calle para decir “¡No, no! las armas no pueden tener la última palabra”.

Salir a marchar en Medina, Ohío ha implicado hacerlo en una comunidad muy conservadora pero “cansada ya de la violencia y orgullosa de los jóvenes”, dijo Linda Goldbach, miembro de la Institución Teresiana en Cincinnati, Ohío que caminó junto a unas 1.000 personas. Junto a ella un joven se mostró preocupado por las divisiones en el país. La marcha le había dado optimismo “Nos dan esperanza, sentido moral y de justicia junto a vitalidad y buen saber”.

En Washington la asistencia fue masiva y todo fue transmitido nacionalmente. Ante las cámaras de la televisión y delante de multitudes congregadas en la zona cercana al  Congreso y a la Casa Blanca, la superviviente de atentado Parkland, Emma González permaneció en silencio delante del micrófono, con lágrimas en los ojos y mirando fijamente al horizonte, hasta que sonó la alarma de su teléfono. “Han transcurrido seis minutos y 20 segundos” dijo entonces. “El mismo tiempo en el que el atacante de Parkland acabó con las vidas de 17 estudiantes. Luchen por sus vidas, no esperen a que sea el trabajo de otra persona”.

La joven de cabeza rapada, ojos verdes y apellido hispano se ha convertido en el rostro de este vasto movimiento de protesta, que algunos comparan a lo ocurrido en los Estados Unidos en contra de la guerra del Vietnam.

La prensa mundial se ha hecho eco de este evento con fotografías de multitudes en las calles. Los jóvenes están bien organizados. Han recibido fuertes donativos según indica su sitio web, unos 3 millones de dólares a través de la campaña GoFundMe, la mitad usados para organizar la marcha y la otra mitad será para las familias de las víctimas.

En ese mismo sitio Web no sólo indican como seguir apoyando sino que ofrecen ventas de artículos, recursos para los medios, orientación para acciones y para recibir donativos.

En La Florida ya han conseguido que el gobernador Rick Scott firme una propuesta de reforma aprobado por ambas cámaras en claro desafío a la influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA). También destina 400 millones de dólares para mejorar la seguridad en las escuelas, y autoriza, no sin causar controversia, que algunos empleados de las escuelas lleven pistola en el centro escolar.

Han sido numerosos los comentarios en la prensa. Los jóvenes salieron en la portada de la revista Time y en la respetada revista The New Yorker, Magaret Talbot escribía que lo más notable de este evento ha sido que, en muy poco tiempo, los jóvenes han logrado crear un movimiento que ha borrado las barreras culturales, de edad o del color de la piel. Basta con mirar las imágenes para comprobarlo.

Araceli Cantero, desde Miami

 

DEPARTAMENTO DE INFORMACIÓN

C/ Príncipe de Vergara, 88. 28006 Madrid, ESPAÑA

 

Top